COVID-19: Videollamadas calman tensiones en cárceles

La Defensoría Penal Pública de los Lagos implementó un sistema de videollamadas en el Centro Penitenciario Alto Bonito de Puerto Montt para reducir la tensión.

Desde que la crisis sanitaria por el virus Covid-19 irrumpió en el mundo, la paranoia colectiva y el miedo se apoderaron de la ciudadanía. A nivel mundial, en los centros penitenciarios se presentaron incidentes producto de la angustia de las personas privadas de libertad frente a la situación.

El desenlace hizo que las instituciones penales impulsaran políticas públicas en respuesta a la crisis sanitaria, como fue el caso de la Defensoría Penal Pública de los Lagos, quienes implementaron un sistema de videollamadas en el Centro Penitenciario Alto Bonito de Puerto Montt.

La iniciativa de la comunicación mediante herramientas tecnológicas tiene como fin contener el contagio de Coronavirus, pero manteniendo a los reclusos en contacto con sus familias; al tanto de sus procesos penales, e informados de la situación fuera de la cárcel.

Boris Hrzic, Jefe de Estudios de la Defensoría Penal Pública de Los Largos asegura que «los internos deben tener información certera sobre sus procesos penales, en caso contrario, aumenta la tensión e inseguridad«, funcionando como medida de contención que debería replicarse a lo largo del país, especialmente luego de la confirmación de un caso de Covid-19 en el Centro Penitenciario de Puente Alto.

Conoce más sobre esta situación en la nueva Cápsula BP.

_HAZ TU APORTE