Hil Hernández, fundadora de Chilwe Studio:

La reina sustentable de Chiloé

Emilia Puig

Si bien desde niña tuvo interés por el medio ambiente, su triunfo del certamen Miss Tierra en 2006 le confirmó el camino que debía seguir para resignificar el lugar donde creció. La llegada de la pandemia, 14 años después, le dio la oportunidad para volver a conectar con su tierra natal, y tras diez meses nació su fundación que promueve proyectos estratégicos de economía circular y sustentabilidad en Chiloé.

Hil Hernández (38) recuerda que la pasión por el modelaje y su sentido del espectáculo captaron su atención a temprana eda, y la llevaron a participar en diferentes eventos culturales de Castro, Chiloé. Sin embargo, cuando tenía 15 años, su padre murió luego de luchar contra una larga enfermedad. Tras esa pérdida, ella decidió ir a Santiago, con la motivación de su mamá, para intentar su gran sueño: ser modelo profesional. 

“Llegué a Santiago el 2004 y ahí empecé a participar en diferentes concursos de modelaje”, comenta Hil, y agrega que a los pocos meses se enteró del certamen Miss Tierra, un concurso de belleza femenina con un enfoque de causas medioambientales. En 2006 se realizó en Chile y Hil Hernández resultó ganadora entre 95 representantes de diferentes países. Viajó a Filipinas, la sede oficial de Miss Earth, para recibir el premio oficial y estando allá, conectó definitivamente con su propósito: trabajar por un mundo más sustentable. 

En su experiencia como Miss Earth se dio cuenta de que se sabía muy poco de Chile en Asia, que a la vez llamaba la atención de la lejana ubicación de Chile y más aún, el hecho de que ella viniera de un archipiélago “prácticamente cayéndose del globo terráqueo”. Con esto en mente, cuando volvió a Chile en 2008, entró a estudiar periodismo como una herramienta que podría ayudarla a seguir expandiendo sus capacidades para crear nexos que la apoyaran a visibilizar una mirada chilota de la enigmática isla, y así promover concretamente temas como la preservación del ecosistema y el reciclaje, y disuadir la imagen de Chiloé como un destino únicamente turístico. 

“Me empecé a dar cuenta de que el reciclaje y temas de sustentabilidad en general no existían en Chile, su relevancia era muy pobre a diferencia de los avances de otros países, donde el activismo era muy fuerte”, advierte Hil, y agrega “golpeé puertas en instituciones públicas y privadas” y no encontró respuestas. Esto fue otra motivación para participar de espacios de educación y conexión con el medio ambiente, incluso animando actividades. 

Chilwe Studio

Con todo esto, fundó Chilwe Studio, donde se desempeña como embajadora en temas de innovación científica, orientados hacia la economía circular y la sustentabilidad como estrategia de desarrollo frente al cambio climático. “Siempre tuve estas inquietudes, sobre todo de entender a Chiloé desde otra mirada. Es una isla vibrante, y hay mucho más allá de su mitología, la isla tiene mucho más que ofrecer”. 

La pandemia puso a Hil en un escenario inesperado. Su pareja no alcanzó a viajar desde España pues cerraron las fronteras, y su familia completa vive en Chiloé, por lo que se encontró sola en Santiago. “Quise refugiarme con los míos, mi aire, mi mar”, así es que sin pensarlo viajó a Chiloé el mismo día en que dejaron de volar aviones desde y hacia ese destino. “Estuve 10 meses encerrada, sentí que me volvía a encontrar, bajé los decibeles, me dije estoy aquí, tengo este espacio”, y así surgieron una serie de iniciativas que pudo desarrollar desde su ciudad natal. 

Con Chilwe Studios, Hil Hernández comparte proyectos estratégicos que levanta gracias a los contactos que ha construido a nivel nacional e internacional. “Hay gente que quiere invertir, mostrar proyectos innovadores”, y explica que el paso siguiente a la revelación de las iniciativas, ocurre cuando ella arma los equipos. Todo esto siempre con el foco puesto en preservar el archipiélago de Chiloé, pues tal como establece, “Chiloé es prístino y siempre ha estado en un segundo plano, nos hemos quedado un poquito atrás. Yo lo que hago es pedir respeto para mis coterráneos y establecer una conciencia de conservación de la biodiversidad local”.

_HAZ TU APORTE