Feminización de la pobreza: urgen medidas de equidad

La feminización de la pobreza se ha agravado en los últimos meses debido al impacto asociado a la pérdida de empleos y al aumento de la desigualdad ¿Cómo le damos solución a esta problemática? La directora ejecutiva de Superación de la Pobreza - SERVICIO PAÍS, Catalina Littin, nos entrega su visión.
Francisca Valenzuela y Marcela Arancibia

Poco más de 2 millones 112 mil personas viven en nuestro país en situación de pobreza extrema y no extrema de acuerdo a la encuesta Casen en pandemia, lo que equivale al 10,8% de la población, 2,2 puntos por encima de la última medición en 2017. De ese total, el 55% corresponde a mujeres

La situación es más grave cuando hablamos del género de la jefatura de los hogares. En Chile, el 60% de los hogares que viven en pobreza extrema y no extrema, tiene a una mujer como jefa de hogar. En resumen, ellas siguen siendo las más afectadas.

La pérdida de miles de empleos desde marzo de 2020, sobre todo en los sectores con más presencia de mujeres, propició el aumento de la desigualdad económica. En números, los ingresos por trabajo de los hogares más vulnerables rondan los 7 mil pesos por integrante, mientras que los hogares más acomodados del país perciben casi 3 millones de pesos por integrante.

Esto genera que la brecha económica entre el 10% más pobre y el 10% más rico sea de 418 veces, lo que significa un aumento del 971% en relación a la última medición de la Casen.

Las consecuencias sociales y económicas de las crisis vividas en los últimos años son graves ¿Qué podemos hacer para revertir esta realidad en el corto y largo plazo? ¿Cómo frenamos de manera urgente la feminización de la pobreza? La directora ejecutiva de Fundación Superación de la PobrezaSERVICIO PAÍS, Catalina Littin, nos entrega su visión en el siguiente video.